Jennifer Zamudio, experiencia en Alemania

Jennifer Zamudio, experiencia en Alemania

La aventura empezó el 19 de agosto del 2014, recuerdo estar sentada en el avión creyendo que era algo irreal. Me sentía triste por dejar mi vida en Colombia (familia, amigos, universidad, etc.) pero al mismo tiempo me sentía llena de felicidad y expectativa por saber todo lo que Dios tenía preparado para mí en Alemania.

Empezar fue todo un reto; once chicas con un carácter totalmente diferente conviviendo en la misma casa y trabajando en el mismo lugar, un idioma diferente, nuevas reglas y una cultura nueva por aprender. Al inicio para mí fue muy difícil, me sentía muy sola, la comunicación era extremadamente difícil, me sentía impotente por no poder expresar mis pensamientos como quería, entablar relaciones con las chicas también fue mi complicada, durante algún tiempo pensé en rendirme y regresar a Colombia, le preguntaba a Dios cual era mi propósito aquí, que quería formar él en mi vida y luego de mucho tiempo de reflexión Dios me regalo un versículo que se convirtió en mi bandera durante este tiempo (te llamé de los rincones más remotos, y te dije: “Tú eres mi siervo. ”Yo te escogí; no te rechacé. Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa»…… Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: No temas, yo te ayudaré. Isaías 41:9-13) Desde ese día recobre las fuerzas que no tenía para no darme por vencida en esta experiencia. Aprendí que a pesar de las circunstancias dios siempre está conmigo y es el punto central en mi vida también que debo confiar siempre en sus perfectos planes…

Al pasar del tiempo las cosas fueron cambiando, llegaron personas a mi vida que son una bendición, el idioma fue fluyendo, puede acercarme más a las chicas, llegaron nuevo aprendizajes y entre otras cosas más.

El trabajo en CVJM es increíble, he podido llenarme de nuevas ideas e iniciativas de programas sobre evangelización, crecimiento personal, tiempo libre entre otras….ideas muy interesantes para replicar en ACJ-BOGOTA.

Hoy me siento muy feliz de haber sido la elegida por Dios para vivir esta experiencia, no cambiaría mi vida por nada…siento que el mejor aprendizaje que he tenido durante este tiempo es en cuanto a mi relación con DIOS