QUIENES SOMOS

YMCA es un movimiento mundial de voluntariado, con especial énfasis en el empoderamiento de los jóvenes

Transformamos las vidas de niños, niñas, jóvenes y familias a través de diversos programas.

MISION

Un movimiento mundial, cristiano, ecuménico (no afiliado a ninguna iglesia) y voluntario para todos: mujeres y hombres, con especial énfasis en el involucramiento real de los jóvenes y sus comunidades, y que procura compartir el ideal cristiano, en la construcción de una comunidad humana, con justicia y amor, paz y reconciliación, a fin de lograr la plenitud de la vida en armonía para toda la creación”.

VISIÓN

 En el año 2019, la ACJ – YMCA es reconocida en Colombia por su liderazgo en la formación y empoderamiento juvenil, a través de programas sostenibles, de calidad y de alto impacto, en la construcción de la paz y el desarrollo social del país.

QUIENES SOMOS

LA ACJ-YMCA es una organización internacional con sede en 121 países, fundada por Sir George Williams en Londres Inglaterra en 1844. Es una organización ecuménica y por lo tanto no está aliada a ninguna confesión Cristiana. Es una fraternidad que une a personas de todo el mundo de diferentes edades, razas, ideologías y niveles sociales.

A lo largo de su historia la ACJ-YMCA ha promovido el deporte, la recreación y el bienestar comunitario, buscando el desarrollo integral de las personas y su participación social, realizando importantes aportes en beneficio de la humanidad entre los cuales se destacan:

La implementación de programas bilingües para niños, jóvenes y adultos
El desarrollo de técnicas de trabajo con grupos, promoción social y educación en valores.
La realización de los primeros campamentos educativos
La creación del baloncesto y el voleibol
La realización de los primeros programas con refugiados de guerra
El desarrollo de programas sociales con enfoque preventivo

NUESTROS DESAFIOS

Compartir y vivenciar la buena noticia de Jesucristo y el empeño por el bienestar espiritual, físico e intelectual del individuo y la integridad de las comunidades.

  • Facultar a todos, especialmente a los jóvenes y a la mujer para que sean autodeterminados, ejerzan grandes responsabilidades, asuman un liderazgo a todo nivel y trabajen hacia una sociedad Equitativa y Autónoma
  • Abogar y promover los derechos de la mujer y defender los derechos de los niños y los jóvenes.
  • Fomentar el diálogo y la fraternidad entre las personas de diferentes creencias e ideologías, reconociendo su propia identidad y promoviendo la renovación cultural
  • Comprometerse a trabajar en solidaridad con los pobres, desposeídos, desarraigados, minorías raciales, religiosas y étnicas.
  • Defender la creación de Dios contra todo aquello que pueda destruirla preservando y protegiendo los recursos de la tierra para futuras generaciones.